“Los inversores exigen una información limpia y transparente sobre la ESG”

Dic 7, 2021

Redacción Mapfre

Redacción Mapfre

La sostenibilidad impregna ya todas las decisiones de asignación de activos, tanto si es por el interés de los inversores por impulsarla como si se decide ignorar estas cuestiones. Eduardo Ripollés, director de desarrollo de negocio institucional de MAPFRE AM, participó en el I Foro ESG de El Economista, para abordar la cuestión de la estandarización de la información no financiera, en un contexto regulatorio que exige cada vez más reporte a las empresas sobre estas cuestiones y en el que los inversores piden también mayores y mejores datos sobre los procesos de sostenibilidad de las compañías.

Ripollés recalcó el matiz diferencial de MAPFRE AM respecto a sus competidores: contar con una metodología propia para analizar las empresas que se incorporan en cartera, gracias al acuerdo accionarial alcanzado en 2017 con La Financière Responsable. Es decir, no sólo se basa en fuentes externas “que complementan, pero pueden aumentar el riesgo del ‘greenwashing’”.

Por otro lado, el experto incidió en que las gestoras exigen que la información sobre estos temas sea "limpia y transparente" porque los inversores finales "nos exigen que hayamos filtrado bien" dichos datos, motivo por el que considera que la sostenibilidad se ha convertido en una cuestión que debe involucrar a todo el consejo de administración de una compañía, aparte de los requerimientos legales a los que están obligados. "No es una moda. Es algo que ha venido para quedarse, como demostró la reacción a la pandemia el año pasado. El entorno regulatorio es muy complicado y nos exige a las gestoras que hayamos filtrado bien esta información. Pero estamos todos aprendiendo", añadió.

Para ver la mesa redonda completa pinche aquí

Últimas noticias:

Siete fondos de MAPFRE AM superan el 20% de rentabilidad

Siete fondos de MAPFRE AM superan el 20% de rentabilidad

Los mercados de renta variable registraron buenos comportamientos en general durante el pasado ejercicio, pese a episodios de fuerte volatilidad por la pandemia, el repunte de la inflación y el cambio de timón de los bancos centrales.

Share This