Paridad euro/dólar: ¿espejismo o realidad?

Jul 14, 2022

Redacción Mapfre

Redacción Mapfre

Año 2002. Desde la entrada de España en la Unión Europea, este año se convirtió en uno de los más importantes en su historia moderna al introducirse el euro como moneda única. De esta forma, la peseta dejaba de ser moneda de curso legal, lo que abría una nueva etapa ya no solo en el país sino también en los otros once estados que habían aceptado la nueva moneda en ese mismo año, asomando un nuevo paradigma socioeconómico en el continente. Desde ese momento, han precedido luces y sombras, momentos de bonanza y también de dificultades como la crisis financiera de 2008 que llegó a poner en entredicho el poder del euro. De hecho, fue en 2012 cuando Mario Draghi, el entonces presidente del BCE, tuvo que mandar un mensaje de fuerza para salvar el euro como fuera posible.

Coincidentemente, hace exactamente veinte años, el euro llegó a alcanzar la paridad con el dólar, una situación que ha vuelto ahora a repetirse, esta vez alentado por factores ligados a la Guerra en Ucrania y la crisis de suministro iniciada desde la pandemia. Los expertos reconocen que, cuando una economía tiene la inflación elevada, se suelen subir los tipos de interés para proteger viabilidad de una determinada divisa. El problema es, como afirman, que la cuestión es al mismo tiempo simple y compleja: sencilla porque, según afirma Daniel Sancho, jefe de inversiones de MAPFRE Inversión, la lectura a ambos lados del Atlántico es más bien distinta (por cuestiones geopolíticas y la divergencia en las políticas de los bancos centrales); y compleja, por lo menos en Europa, por la dificultad para desarrollar una política común entre todos los países miembros.

Alberto Matellán, economista jefe de MAPFRE Inversión, cree que, a priori, es algo psicológico, pero que “invita a reflexionar sobre la tendencia del tipo de cambio y el por qué”. La realidad es que el tipo de cambio del dólar y el euro lleva una trayectoria pronunciada, como afirma, desde el mes de febrero, que ha caído en torno a un 10%, a una velocidad algo preocupante. Pero el foco no es tanto un debilitamiento del euro sino “un fortalecimiento del dólar”. Desde una visión más básica, se puede pensar que este escenario facilita las exportaciones en la zona euro. Sin embargo, y aunque sea cierto, reconoce que no es algo bueno para Europa:

“Un dólar fuerte implica que se da una restricción de liquidez con el resto del mundo (lo que se convierte en una situación negativa tanto para Europa como para países emergentes), y significa que el saldo europeo no se ve beneficiado”, explica.

 

El problema, reconoce, es que “la depreciación se produce solo contra el dólar”, no contra monedas de países comerciales con Europa. Por lo que, de esta forma, “se encarecen las importaciones en dólares y no resultan más fáciles las exportaciones para países clientes”. Y, concluye, “el efecto neto es negativo de cara a la tendencia”.

¿Está obligado entonces el BCE a reforzar su discurso? El consenso de analistas apunta que la inacción del organismo presidido por Christine Lagarde y la respuesta rápida y agresiva de la Fed ha sido uno de los condicionantes por los que el tipo de cambio esté en dichos niveles. El foco queda entonces puesto en la próxima reunión del BCE y si serán capaces de endurecer su discurso y subir los tipos de interés en 50 puntos básicos.

Todo esto, desde el punto de vista del asesoramiento, Daniel sancho recuerda que estos acontecimientos añaden un punto de volatilidad no deseado en las carteras más prudentes, lo que refuerza la importancia de la figura del agente financiero que, de esta forma, ayude al cliente interpretar la actual situación.

Últimas noticias:

MAPFRE AM, la gran gestora española con mayor rentabilidad en julio

MAPFRE AM, la gran gestora española con mayor rentabilidad en julio

MAPFRE AM, la gestora de activos del Grupo, se convirtió en el mes de julio en la gran firma con mayor rentabilidad. Según una publicación de Expansión, y a partir de datos de VDOS, alcanzó un retorno del 4,8% después de varios meses complicados marcados por la tensión geopolítica acaecida entre Rusia y Ucrania.

Share This