La montaña rusa de los mercados en enero: análisis del índice S&P 500 y de la evolución de los sectores

Feb 8, 2024

Redacción Mapfre

Redacción Mapfre

Jonathan Boyar, director de Boyar Value Group y asesor del Forgotten Value Fund de MAPFRE AM

 

Tras terminar el año con fuerza (el S&P 500, el Nasdaq y el Russell 2000 subieron un 4,5 %, un 5,6 % y un 12 %, respectivamente), los resultados de enero fueron mucho menos democráticos. El S&P 500 y el Nasdaq registraron ganancias del 1,7 % y el 1 %, respectivamente, lo que contrasta con el Russell 2000 (que representa los valores de menor capitalización), que bajó un 3,9 %. El índice equiponderado del S&P 500 (que da la misma ponderación tanto a las empresas más grandes como a las más pequeñas dentro del S&P 500) bajó un 0,9 % en enero. A nivel sectorial, seis de los 11 sectores del S&P 500 registraron rentabilidades negativas, con las acciones inmobiliarias a la cabeza del descenso (-4,7 %), seguidas de las de materiales (-3,9 %). Los servicios de comunicación y las acciones tecnológicas fueron los líderes del mercado, con avances del 5,0 % y el 3,9 %, respectivamente.

En enero, el S&P 500 superó por fin su máximo histórico (establecido en enero de 2022). Este récord se alcanzó de forma bifurcada. Hardika Singh, de The Wall Street Journal, señala que, de los 11 sectores del S&P 500, solo el sector tecnológico cotiza en máximos históricos, y los otros 10 sectores lo hacen una media del 15 % por debajo de sus máximos históricos. En mi opinión, este estrecho repunte es motivo de preocupación, ya que el índice solo está liderado por un puñado de valores. El avance podría desvanecerse rápidamente si estos pocos valores seleccionados, que cotizan a múltiplos de valoración exagerados, dejan de funcionar bien.

El S&P 500 cerró esta semana en máximos históricos y avanzó por cuarta semana consecutiva. Las empresas tecnológicas de gran capitalización han impulsado este avance con Meta en un ~20 % (añadiendo ~200 000 millones de dólares de capitalización bursátil a la empresa) y Amazon en un ~8 % el viernes gracias a unos beneficios que superaron con creces las expectativas. Nvidia terminó la semana con una capitalización bursátil de más de 1,6 billones de dólares, ya que tanto Meta como Apple pronosticaron que invertirán más en inteligencia artificial (lo que impulsará la demanda de sus chips). No solo avanzó la nueva economía; Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, cerró el viernes en máximos históricos.

Gran parte de las divergencias de rendimiento sectoriales han estado relacionadas con las expectativas sobre los tipos de interés. Antes de la reunión de la Reserva Federal de esta semana, los inversores situaban en un 58 % la probabilidad de que se produjera un recorte de tipos en marzo. Pero el presidente de la Reserva, Jerome Powell, echó un jarro de agua fría sobre esa idea en su última conferencia de prensa de esta semana, en la que explicó que tenía dudas sobre que el comité confiara en que la inflación tendiera de nuevo hacia su objetivo del 2 % para entonces, por lo que la expectativa predominante ha cambiado a que el primer recorte de tipos se produzca en mayo.

Los rendimientos de los bonos siguieron subiendo a lo largo de la semana, cuando el informe de empleo del viernes mostró una cifra de empleo notablemente fuerte —353 000 puestos de trabajo no agrícolas en enero frente a los 185 000 previstos—, lo que demostró la resistencia de la economía nacional y redujo aún más las expectativas de un recorte de los tipos de interés a corto plazo. El rendimiento del Tesoro a 10 años, que había caído del 4,16 % al 3,86 % en solo una semana, recuperó rápidamente el umbral psicológicamente importante del 4,0 %.

Últimas noticias:

Lograr rentabilidades de dos dígitos con criterios ESG

Lograr rentabilidades de dos dígitos con criterios ESG

El enfoque ASG (medioambiental, social y de gobernanza) se ha convertido en un aspecto crucial en la gestión de activos en los últimos tiempos y, aunque se trata de un proceso todavía en evolución y pendiente de una mayor homogeneización en el plano jurídico, ya tiene a los gestores de fondos ‘a pleno rendimiento’.

Share This