MAPFRE lanza un fondo de biometano, ¿por qué es artículo 9?

Jun 22, 2023

Redacción Mapfre

Redacción Mapfre

La regulación de la inversión sostenible es una de las principales preocupaciones de inversores, gestores de activos y directos, ante la exigencia a nivel de ‘reporting’, la dificultad para acceder a datos y los cambios a realizar para poder clasificar una cartera como artículo 8 ó 9 del Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR, por sus siglas en inglés).

La clasificación de un fondo en el artículo 8 significa que este “fomentan actividades sostenibles”, aunque también está abierto a invertir en empresas que no cumplen con los criterios ESG. El artículo 9, por su parte, es mucho más exigente y solo incluye a aquellos que tienen un impacto positivo a nivel medioambiental y social definido explícitamente.

En definitiva, se podría decir que los fondos artículo 9 son la élite de la inversión socialmente responsable y MAPFRE ya cuenta con uno de ellos.

El Grupo ha lanzado esta semana el MAPFRE Energías Renovables II, FCR junto a su socio Abante e IAM Carbonzero, un nuevo vehículo que invertirá en biometano, un biocombustible 100% verde que se obtiene a partir de residuos de origen animal y vegetal y que se puede inyectar directamente a la red de gas natural, generar energía eléctrica a través de motores y utilizar como combustible.

“Este fondo es el primero de MAPFRE que se cataloga como artículo 9 según el reciente Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR). Es la categoría más exigente porque incluye los fondos sostenibles que, además tienen un impacto positivo a nivel medioambiental y social explícitamente definido. Con este fondo, además ofrecer buena rentabilidad financiera, MAPFRE contribuye a la descarbonización del planeta, aporta alternativas a la crisis energética, y, lo más importante, estamos invirtiendo en el medio rural a través de la agricultura y la ganadería. Además, me enorgullece decir que las primeras plantas se van a desarrollar en mi tierra, en Extremadura”, señala Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, durante su intervención en el XL seminario de la APIE en Santander.

El vehículo pretende captar hasta 100 millones de euros, en una primera fase, para destinarlos a la construcción y desarrollo de entre 20 y 25 plantas en España en un periodo de cinco años, lo que pretende generar un total de 70 puestos fijos y 240 puestos indirectos de trabajo.

“Con las 25 plantas que pretende construir el fondo en España en un periodo de cinco años, se puede multiplicar por cinco la capacidad instalada actualmente de este tipo de energía en el territorio español”, incide Huertas.

El proyecto tiene como objetivo trabajar en varios ejes definidos, como la descarbonización del planeta, la crisis energética, así como en la alta dependencia de la importación de gas natural del exterior, pero también en la inversión en el medio rural a través de la agricultura y la ganadería.

 

Otros fondos sostenibles

MAPFRE cuenta también con otros fondos enmarcados dentro del artículo 8 y calificados como ‘Inversión Socialmente Responsable’ (ISR), pero que en el corto plazo también pelearán para conseguir la clasificación en el artículo 9. En este caso, se tratan de:

  • MAPFRE AM Inclusión Responsable: este fondo pone el foco en aquellas compañías que apuestan por la inclusión laboral de personas con discapacidad. Tiene como objetivo último generar un impacto positivo en la integración social de este colectivo de personas al mismo tiempo que se obtiene una rentabilidad en el largo plazo.
  • MAPFRE AM Capital Responsable: se trata de un vehículo mixto que persigue la preservación de capital y el crecimiento con un horizonte temporal de largo plazo. A través de una cartera equilibrada de acciones europeas y bonos, busca concienciar de la importancia de la inclusión de los criterios ESG en la toma de decisiones de las empresas, primando aquellas que los tienen incluidos en su gobierno corporativo.

Asimismo, MAPFRE se está acercando también a la inversión sostenible a través de la firma de inversión La Financière Responsable (LFR), en la que ya ha alcanzado el 51% de su capital tras la compra de un paquete accionarial adicional en febrero.

Últimas noticias:

Share This