MAPFRE presenta sus fondos sostenibles a más de 190 accionistas particulares

Oct 7, 2021

Redacción Mapfre

Redacción Mapfre

Invertimos por principios, convencemos por rentabilidad. MAPFRE tiene asumido que no sólo se busca el dividendo financiero, sino también el dividendo social. Así lo quiso dejar claro Fernando Mata, consejero y director general financiero de MAPFRE, durante la presentación ayer de las principales cifras de negocio del Grupo ante más de 190 accionistas particulares registrados, que también contó con la presencia de José Luis Jiménez, director general de inversiones del Grupo y Felipe Navarro, director de mercados de capitales y de relaciones con inversores y Tesorería. Precisamente, esta afirmación sirvió de gancho para recordar el compromiso de la compañía con la sostenibilidad y se aprovechó para dar a conocer a estos accionistas la estrategia de inversión con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG).

MAPFRE lleva realizando este ejercicio de transparencia con los accionistas particulares desde 2017, pero, por circunstancias de la pandemia, lo ha realizado de forma online los últimos trimestres. En estos cuatro años, el Grupo ya ha realizado más de diez reuniones, tanto en este formato como de forma presencial en Madrid y Barcelona. En la de ayer se puso el foco, precisamente, en la estrategia ASG que se aplica a través de MAPFRE AM, la gestora del grupo, que cuenta con más de 40.000 millones en activos bajo gestión. El encargado de presentársela a los accionistas fue José Luis Jiménez, quien recordó que MAPFRE, que cuenta con un equipo de inversión de más de 150 profesionales y gestiona dinero en 26 países, “es probablemente el mayor inversor institucional en España y uno de los mayores a nivel europeo”.

Desde hace unos años, MAPFRE ha puesto el foco en los criterios ASG que no sólo se aplican a nuevos productos que lanza la gestora, sino también a la mayor parte del balance del grupo. “Somos una de las compañías líderes en esto. Y no es nuevo para nosotros. En 1965, ya se incorporaba la RSC en los estatutos fundacionales. En el ADN de MAPFRE ya estaba que parte de la riqueza que generábamos tenía que volver a la sociedad que nos había permitido generarla. Esto lo vemos de forma diaria en la toma de decisiones y estos principios que defendemos los buscamos en otras compañías en las que invertimos”, añade.

Además, recordó que MAPFRE AM ya firmó los Principios para la Inversión Responsable (PRI) de la ONU en 2017 y, recientemente, y tras pasar una rigurosa auditoría, ha recibido el prestigioso sello ISR que otorga el Ministerio de finanzas francés para dos de sus fondos. De hecho, es la única gestora española que ostenta este reconocimiento. “Hemos empezado a medir el impacto de nuestras inversiones y, además, contamos con una metodología académica gracias a la colaboración con la profesora Costanza Consolandi de la Universidad Siena”, explicó.

MAPFRE dispone, además, de un Marco de Inversión Responsable (IR), que se revisa de forma periódica en este ámbito. En la actualidad, cerca del 90% de los activos del balance cuentan con valoraciones altas o muy altas en sus mediciones ASG.

El directivo aprovechó para presentar a los accionistas tres de los productos de MAPFRE que cumplen con estos criterios: el MAPFRE AM Capital Responsable, el MAPFRE AM Inclusion Responsable y el Unit linked de reciente lanzamiento Multifondos Compromiso ESG.

Precisamente, el MAPFRE AM Inclusion Responsable, que incluye en cartera aquellas empresas que apuestas por la inclusión laboral de las personas con discapacidad, hace especial hincapié en la “S” de Social, segmento en el que, según Jiménez, todavía no se ha trabajado mucho.  “Pensamos que la parte social todavía queda debe definirse, la regulación centra su atención en la medioambiental. La industria va caminando de forma sostenible hacia incluir estos aspectos no financieros, pero nos queda mucho camino por recorrer”, concluyó.

Últimas noticias:

Boyar y MAPFRE AM se reúnen en Londres con los grandes fondos

Boyar y MAPFRE AM se reúnen en Londres con los grandes fondos

En un momento en que la mayoría de activos camina en la misma dirección (con caídas tanto en la renta variable como en las posiciones más conservadoras), la búsqueda de valores que generen rentabilidad en el largo plazo se antoja cada vez más complicado.

Share This